Fiesta del fútbol termina en tragedia tras avionazo.

Eran las 22:00 horas del lunes cuando la tripulación del avión de la aerolínea boliviana LaMia, un British Aeroespace 146 con 81 personas a bordo, declaró una emergencia por un fallo técnico.
Minutos más tarde, la conmoción no se hizo esperar en Colombia y Brasil después de que se estrelló y ocasionó la muerte de 76 viejeros, entre los que había jugadores de un equipo brasileño de primera división que viajaba a Colombia para la final de la Copa Sudamericana.
Funcionarios colombianos dieron a conocer que sólo hay cinco sobrevivientes, pues también el portero del equipo Chapacoense, Marcos Danilo Padihla, falleció una vez que llegó al hospital.

Condolencias del fútbol
El equipo, originario del sur de Brasil, que había iniciado su viaje en Sao Paulo, jugaría el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional el miércoles en Medellín.
En un breve comunicado publicado en su página de Facebook, el club dijo: “Que Dios esté con nuestros atletas, dirigentes, periodistas y demás invitados que están con la delegación”.
Mientras, la CONMEBOL, confederación sudamericana de fútbol, ofreció sus condolencias a toda la comunidad de Chapeco y dijo que su presidente, Alejandro Domínguez, estaba viajando a Medellín . De hecho, todas las actividades relacionadas con el deporte fueron suspendidas hasta nuevo aviso.
También mediante comunicado, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dijo que “éste es un día muy, muy triste para el fútbol. En este momento difícil pensamos en las víctimas, sus familias y amigos”.
El club de la pequeña ciudad de Chapeco, en Brasil, ascendió a la primera división del futbol brasileño en 2014 por primera vez desde la década de 1970.
Fue la semana pasada cuando se clasificó para la final de la Copa Sudamericana luego de derrotar al San Lorenzo y a Independiente, ambos argentinos, y al Junior de Barranquilla, en Colombia.

Sobrevivientes
Entre los sobrevivientes está el defensa del Chapecoense, Alan Ruschel, quien según los doctores sufre lesiones medulares, el arquero Jackson Follmann, un miembro de la delegación del equipo y una azafata de vuelo boliviana.
Según Alfredo Bocanegra, jefe de la agencia de aviación civil de Colombia, los reportes iniciales sugieren que el avión sufría problemas eléctricos, aunque los investigadores tendrán que estudiar el testimonio de uno de los sobrevivientes que dijo que se quedaron sin combustible a unos cinco minutos de aterrizar en el aeropuerto José María Córdova, en las afueras de Medellín.
Se dice que en el avión iban también seis periodistas de Fox Sports.

Tu voz se escucha en:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrPrint this page

Comentarios

comments